Consigue tus fresas hidropónicas con este paso a paso

Cultiva tus fresas hidropónicas con este paso a paso

Cultivar tus fresas hidropónicas será muy fácil si tienes en cuenta el siguiente paso a paso para cultivos hidropónicos saludables. Los cultivos hidropónicos se caracterizan por desarrollarse sin necesidad de tierra. Esto quiere decir que los nutrientes necesarios para el crecimiento de las plantas se los damos por medio de un sistema de fertirriego.

Ten en cuenta, el siguiente listado de pasos y de seguro obtendrás fresas hidropónicas de la mejor calidad…

 

  • Solución nutritiva para plantas hidropónicas

El cultivo de fresas hidropónicas cuenta con varias particularidades, dentro de las cuales tenemos, el bajo requerimiento de humedad en sustrato, ya que al estar muy elevada la raíz de la fresa puede presentar pudrición, lo que sí es importante es darle una nutrición equilibrada, máximo con una conductividad de 1000 microsiemens o 500 ppm y un pH entre 5.5 a 6.0.

 

En especial, el cultivo de fresas hidropónicas puede verse afectado por la carencia de hierro en su solución nutritiva. También es válido recalcar que el potasio es uno de los recursos que más necesita esta planta para el desarrollo apropiado de sus frutos.

Te podría interesar: ¿Qué aspectos debes tener en cuenta para iniciar tu proyecto hidropónico?

 

  • Óptimo sistema de producción

Un sistema óptimo de producción para fresas hidropónicas es fundamental para que la productividad de tus plantas de fresa sea la ideal. Si es un cultivo pequeño, para consumo propio, lo recomendable es realizar un cultivo vertical recirculante para aprovechar el espacio que tengas disponible, esta es una de las formas más apropiadas para que no se desperdicie la solución nutritiva con la que se alimentan las plantas.

Si es un cultivo a nivel comercial puedes implementar surcos horizontales para mantener buena incidencia de luz, ventilación y mejor acceso a frutos. Además, se busca que las plantas estén lejos de agentes que puedan dañar el normal desarrollo de las mismas, tales como hongos y plagas.

 

Contar con un buen sistema de producción, es la ayuda que necesitan las plantas para su crecimiento. No olvides que es necesario monitorear a diario el estado de tus plantas, para poder mejorar o mantener el estado de las mismas.

  • Luz 

Los cultivos hidropónicos, al igual que cualquier otro cultivo, requiere de luz solar para generar fotosíntesis. Para el caso de las fresas hidropónicas, la luz es un factor fundamental y tiene ciertos parámetros para no intervenir de manera negativa en el desarrollo de este cultivo.

 

Las fresas hidropónicas necesitan de baños de sol aproximadamente entre 6 y 7 horas al día. Pero mucho cuidado, cuando los días son muy soleados, este consumo se puede reducir, pues estas plantas, en especial, se pueden ver afectadas por altas temperaturas.

  • Temperatura

Para el desarrollo del cultivo de fresas hidropónicas, se recomiendan temperaturas frescas o templadas y esta temperatura varía si es de día o de noche. Para el caso de día, entre los 22°C y los 24°C, estas temperaturas serán las apropiadas, y para la noche entre los 10°C y los 15°C.

 

Recuerda que si la temperatura excede estos márgenes se puede ver afectado el desarrollo de tu planta. Si tu cultivo se ve expuesto a temperaturas que sobrepasen estos límites, se puede ver afectada la productividad e incluso la integridad de tu planta. La planta requiere temperaturas altas para desarrollo vegetativo y temperaturas bajas para desarrollo de flores y frutos.

 

Para concluir, tener tu propio cultivo de fresas hidropónicas ya no es una utopía, con estos pasos vas por buen camino para su desarrollo. Si deseas conocer más sobre esta forma de cultivo, te invitamos a descargar nuestra Guía básica para iniciar tu propio cultivo hidropónico de fresa en casa.

No dejes pasar más tiempo y conoce también los cursos con los que Hidroponía Industrial puede ayudarte para mejorar tus cultivos hidropónicos. No esperes más y contáctanos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.