¿Cómo cultivar tomates hidropónicos?

¿Cómo cultivar tomates hidropónicos?

Los tomates hidropónicos fueron los primeros cultivos producidos en los sistemas hidropónicos. Además, han tenido un increíble desarrollo en el sector de agricultura, ya que su producción es mayor que la de los cultivos tradicionales. El tomate es un fruto que nos proporciona antioxidantes y vitaminas para crecer sanos y fuertes.

Recordemos que los cultivos hidropónicos traen muchos beneficios para las plantas, debido a que no usamos insecticidas, ni están en contacto con el subsuelo.

Cuando se cultiva por medio de la tierra, es necesario usar algunos químicos para eliminar las plagas, sin embargo, estas pueden afectar nuestra salud.  Así, los frutos hidropónicos resultan ser muchos más limpios, orgánicos y saludables.

Hoy te queremos enseñar, ¿Cómo cultivar tomates hidropónicos?

Para iniciar, actualmente los sistemas hidropónicos están tomando cada día más fuerza, visto que…

  •         El espacio que necesitan no tiene que ser demasiado grande.
  •         Proporciona beneficios tanto para las plantas como para quien las cultiva.
  •         La producción es mayor en comparación a otros sistemas de cultivo.

El jitomate es una planta con la que puedes iniciar tu cultivo hidropónico, puesto que es un producto que ha tenido un gran éxito en la industria. Podrás cosechar frutos realmente deliciosos.

Con los ánimos arriba y nuestras manos preparadas empecemos a cultivar tomates hidropónicos.

 

  1. Crea un huerto para tus tomates hidropónicos.

Tu huerto será fundamental para iniciar tu cultivo de tomates hidropónicos. Este consiste en una solución nutritiva y en el sustrato que funcionará como soporte para las raíces. Es importante que este huerto tenga acceso a luz natural y a un ambiente fresco. Por lo que recomendamos que este cultivo se encuentre en un lugar cerrado como un invernadero.

 

  1. Elige el sistema hidropónico que más se adapte a tu necesidad.

Existe variedad de sistemas hidropónicos que puedes implementar para el cultivo de los tomates, estos pueden ser:

  •         Técnica hidropónica NFT
  •         Sistema hidropónico DWC
  •         Sistema hidropónico de aeroponia

Como mencionamos antes, el cultivo de la planta de jitomate fue una de las primeras producciones en el método hidropónico. Gracias a la facilidad y el éxito que obtuvo, podemos decir que cualquier sistema que elijas contribuirá al crecimiento de tus tomates.

Con un lugar adecuado, con tu sistema hidropónico y con los materiales necesarios, es hora de ponernos a cultivar nuestros tomates hidropónicos y seguir con nuestro proceso.

 

  1. Planta tus semillas de tomates hidropónicos

Recuerda que para este paso las semillas deben estar germinadas, ahora hay que sembrarlas dentro del sustrato, y sumergir su raíz en los recipientes con agua.

 

  1. Coloca tu planta de tomates hidropónicos en la luz

Luego de sembrar tus semillas germinadas, es importante que reciban la luz después de que la semilla brote para que puedan empezar su crecimiento. En este punto cabe aclarar que existen algunos sistemas hidropónicos que contienen luz artificial, especialmente para tus plantas.

 

Recomendamos que el jitomate reciba la luz por lo menos por 12 horas y evita que esta toque sus raíces para no dañarlas.

 

  1. Utiliza la bomba de agua para tus tomates hidropónicos.

Esta bomba es esencial para suministrar el agua y las soluciones nutritivas que nuestros tomates necesitan. Por eso configuré la bomba de agua de tal modo que trabajé cuatro veces al día entre 15 a 30 minutos.

  1. Refuerza el soporte de tus plantas de tomates hidropónicos

Cuando ya estén más grandes tus plantas debes usar algunos soportes adicionales para que el jitomate se mantenga firme y recta.

  1. Poliniza las flores de los tomates hidropónicos

Este paso es en el que empezamos a ver nuestros a frutos florecer. Los tomates hidropónicos crecerán libres de insectos. Esto significa que nosotros mismos debemos polinizar las flores, pero no te preocupes, es muy sencillo. Utiliza un pincel con el que podrás remover el polen, pásalo por el centro y alrededores, repite esta acción una vez por día.

 

  1. Supervisa tus tomates hidropónicos

Debes estar pendiente de los nutrientes que requiere, si la luz y la temperatura es la adecuada. Así podremos ver cuando podemos cosechar nuestros tomates hidropónicos.

 

El tomate es un fruto principal en nuestras comidas, para hacer un guiso, para hacer una ensalada o muchas otras recetas. El tomate se ha caracterizado por darle a los platos un sabor único, además cuando lo consumimos trae un sinfín de beneficios para nuestra salud. Con este blog ya puedes tener tu propio cultivo de tomates hidropónicos que como mencionamos antes son más ricos y saludables. Si quieres saber más o tienes dudas, en Hidroponía Industrial contamos con una serie de cursos de cultivo de tomate hidropónico exclusivos para ti. Conócelos e inscríbete con un amigo.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.